Bótox. Arrugas del tercio superior de la cara

En la actualidad, el Bótox es el tratamiento médico estético más demandado del mundo y el mejor tratamiento para las arrugas del tercio superior de la cara, es decir, arrugas del entrecejo, arrugas horizontales de la frente y arrugas perioculares o “patas de gallo”.

Estas arrugas son causadas por la fortaleza del músculo subyacente a base de gesticulaciones repetidas en el tiempo. Es importante comenzar a tratarlas antes de que causen una cicatriz cutánea de difícil solución cuando ya esta instaurada. El Botox actúa provocando una relajación en el músculo causante de la arruga que dura aproximadamente 3-4 meses. A base de tratamientos repetidos conseguimos que, como cualquier otro músculo corporal que permanece mucho tiempo en reposo, vaya perdiendo fuerza. El tratamiento es rápido e indoloro y transcurridos 3-5 días la persona va notando cómo se produce un borramiento de las arrugas tratadas. Cuando tratamos estas zonas “seguras” la posibilidad de efectos secundarios es casi nula y la satisfacción del paciente es muy alta.