Dieta de la Zona del Dr. Barry Sears

El método EnerZona está basado en la Dieta de la Zona del Dr. Barry Sears, bioquímico americano. La dieta de la Zona es un estilo de alimentación que se caracteriza por alcanzar un “correcto equilibrio hormonal”.

Propone una dieta equilibrada entre todos los grupos de nutrientes. Su concepto básico es el aporte en cada una de las comidas de Hidratos de Carbono (40%), Proteínas (30%) y Grasas (30%).
El aporte de ácidos grasos esenciales Omega 3 es fundamental en esta dieta.

Los ácidos grasos omega 3 son esenciales para la vida y nuestro organismo no es capaz de sintetizarlos, por ello debemos consumirlos diariamente.

Nuestro organismo necesita un equilibrio entre ácidos grasos omega 6 y ácidos grasos omega-3. Se encuentran habitualmente en una relación de 9:1 en la dieta mediterránea y sin embargo los expertos recomiendan proporciones de 4:1 e incluso de 2,5:1. Los ácidos grasos omega 6 son mucho más abundantes en nuestra alimentación y las proporciones recomendadas difícilmente pueden alcanzarse a través de la dieta, aunque ésta incluya alimentos suplementados enomega 3.

Un aporte extra de ácidos grasos omega-3 administrado de forma diaria permite conseguir dicho equilibrio alcanzando niveles óptimos de salud.

Muchas investigaciones científicas han evidenciado que los ácidos grasos omega 3 EPA y DHA aportan importantes acciones protectoras sobre nuestro organismo, contribuyendo a nuestra salud.

  • Regulan los niveles de triglicéridos y colesterol HDL.
  • Reducen la presión sanguínea.
  • Disminuyen la inflamación.
  • Disminuyen el dolor.
  • Previenen la formación de trombos y coágulos.
  • Mantienen la flexibilidad de las membranas celulares.
  • Producen vasodilatación.
  • Regulan el ritmo cardíaco.
  • Disminuyen la división celular.
  • Mejoran el sistema inmunitario.
  • Mejoran la función cerebral (concentración, humor, funciones cognitivas, favorecen la capacidad de resistencia al estrés, etc).

La principal misión de los ácidos grasos omega 3 es la de mantener un equilibrio en la síntesis de eicosanoides y en la regulación hormonal.

Los beneficios de los ácidos grasos omega 3 son visibles en diversas patologías: Cardiopatías, Arterosclerosis, Depresión, Enfermedades Neurológicas, Procesos Artríticos y Reumatoides, Alteraciones en los niveles de colesterol, Patologías cutáneas que cursen con la inflamación, etc.
También son visibles los beneficios de los ácidos grasos omega 3 en personas sanas, ya que al regular el equilibrio hormonal producen efectos favorables y beneficiosos para el organismo.
El aporte de ácidos grasos omega 3 tienen una notable importancia en la regulación de los triglicéridos y el colesterol, el riego sanguíneo, la respuesta inmunitaria y antiinflamatoria y la agilidad mental.