Radiofrecuencia corporal: Tratamiento de la Flacidez Cutánea

La RF (Radiofrecuencia) es una técnica médica basada en la alta frecuencia, que produce un calentamiento de la piel (hipertermia) de dentro hacia fuera. Esta hipertermia da lugar a la estimulación y formación de nuevo colágeno.

Por su marcado efecto tensor es el tratamiento de elección para la flacidez cutánea.
Además, mejora la piel de naranja ocasionada por la celulitis y tiene también cierto efecto de reducción de contorno y volumen de las zonas tratadas.
La mejoría en la calidad de la piel es debida a la vasodilatación, a la mejora en el metabolismo celular y a la mayor oxigenación del tejido.

¿Qué zonas podemos tratar?

Abdomen, espalda, zona lumbar, cara interna de los brazos, cara interna de las piernas, glúteos, etc,.

Un tratamiento con RF corporal consiste en realizar varias sesiones entre 6 y 10 (dependiendo del caso) una semanal, sobre la misma zona. A partir de aquí se pasa a un protocolo de mantenimiento, primero espaciando las sesiones 1 cada 15 días y después 1 al mes.

Las sesiones son indoloras, es un tratamiento agradable y duran aproximadamente 1 hora.
La temperatura de la zona se va incrementando paulatinamente y esto produce también un efecto relajante generalizado.

Los resultados pueden variar de unas personas a otras, pero en la mayoría de los casos se comienzan a ver desde la primera sesión, sobre todo en la calidad de la piel.
A nivel del tensado de la piel hay que esperar hasta la 4-6º sesión. Una vez finalizado el tratamiento, seguirá habiendo una mejoría progresiva hasta 3 meses después como resultado de la fabricación de nuevo colágeno.